Skip to main content

El minimalismo más expresivo

El sol sale por el horizonte indicando que comienza un nuevo día, te ajustas la corona y montas en tu caballo, tu reino te necesita, hay mucho por hacer y todo debe estar listo para la noche, porque los Greed no esperan.
Kingdom: New Lands, es un juego de estrategia y aventuras desarrollado por Noio y publicado por Raw Fury, donde seremos colocados en el papel de un monarca que debe gestionar la economía de su reino, equilibrando entre hacerlo crecer o invertir en defenderlo, ya que deberás enfrentarte a las oleadas nocturnas de criaturas, Greeds, que intentarán llevar todo lo que tienes, hasta tu corona.

¿Qué hay adentro?

El minimalismo nunca ha sido tan expresivo, se nos introduce a una experiencia sin apenas texto, donde todo se indica de forma visual y orgánica, invitándonos a descubrir cómo funciona este mundo, algo muy refrescante.
Esto, acompaña maravillosamente a unas mecánicas fáciles de entender y poco extensas, ganar dinero, reclutar ciudadanos, construir, mejorar, salir de la isla y repetir el ciclo, una línea de juego fácil de atrapar, todo esto solo moviéndote en horizontal, cogiendo dinero y gastando dinero, nada más.
Otro apartado que destaca es una estética retro al puro estilo pixel art, no sobrecargada y muy limpia, la cual se lleva de manera hermosa, creando un entorno vivo que es un placer pararse a observarlo, y repasar cada detalle presente en la pantalla.
Finalmente, la banda sonora acompaña perfectamente cada momento, incluso en situaciones de tensión aumenta el ritmo, pero se mantiene suave y acorde con el tono del juego, haciendo de las sesiones de este una experiencia que invita a tomar un té mientras te relajas.
Pero, Kingdom: New Lands tiene algunos apartados que dependiendo del punto de vista, puede ser un hándicap, el hecho de que haya tan pocas indicaciones puede hacer que el inicio sea frustrante si no captas los mensajes visuales, tendrás que empezar de nuevo unas cuantas veces hasta que descubras cómo debe avanzar.
Y por supuesto su sencillez en las mecánicas a la vez que aporta un encanto, hace que se vuelvan repetitivas en cierto punto, en el que ya has experimentado la jugabilidad general, y solo tienes que repetir el ciclo, la dificultad sigue aumentando cada vez que completes un nivel, pero no aportará elementos demasiado destacables.
Finalmente, aunque explorar y descubrir este mundo es inmersivo en un principio, la falta de historia, que no tiene por qué ser negativa en otros casos, hace que moverse de un punto a otro del mapa sea una tarea tediosa, simplemente repitiendo algo que haces en cada ciclo día-noche.

¿Debería jugarlo?

Este es un título que todos pueden disfrutar, tiene un comienzo que va muy bien y engancha perfectamente al jugador, pero el hecho de que sea tan repetitivo hace que, si te gusta disfrutar de largas sesiones de juego, rápidamente te cansarás de él.
Si prefieres la estrategia en pequeñas dosis para pasar un rato de relax, este es tu juego.

Post reciente

Desarrollo de videojuegosEvento
diciembre 6, 2021

Un nuevo enfoque en game jams – Margot Talent Game Jam

Cualquiera que conozca un poco el mundo del desarrollo de videojuegos le suenan las game jams, eventos donde en un tiempo limitado se realizan proyectos…

¿Qué hay nuevo en Strange World?

Suscríbete al boletín.

Leave a Reply